E-commerce: Conoce todo lo que necesitas saber acerca de la tienda del futuro

“Los negocios de éxito son aquellos que están acostumbrados a anticiparse a lo que está por venir”. Redacción Centro de Asistencia Empresarial


Se estima que en el 2020 habían alrededor de 24 millones de sitios de comercio electrónico dedicados a la venta de productos en línea. Estas mismas estadísticas indican que este tipo de comercio va de $1.3 billones en 2014 a $4.9 billones ahora en 2021, experimentado así un aumento superior al 200%. Ya dentro de aproximadamente 20 años, en el 2040, se espera que casi el 95% de todas las compras en el mundo se realicen en línea.


De esta manera, si eres dueño de un negocio o si piensas establecer uno, permítenos decirte que no tienes opción. Ahora mismo, la tarea que debe encabezar tu lista de prioridades es moverlo o insertarlo al comercio electrónico; tal y como lo hicimos nosotros hace ya mucho tiempo, convirtiéndonos en una de las primeras empresas puertorriqueñas en ofrecer servicios 100% en línea.


¡Qué no conoces de qué trata la tienda del futuro! Sigue leyendo, nosotros te lo contamos todo.


¿Qué es el comercio electrónico?


El comercio electrónico, más comúnmente conocido como “e-commerce”, es la actividad de compra y venta de productos o servicios que tiene lugar a través del Internet mediante diversos medios electrónicos, como lo son las tiendas en línea.


¿Qué tipos de comercio electrónico existen?


En la actualidad, existen múltiples tipos de comercio electrónico. Sin embargo, en esta ocasión, solo vamos a destacar los cuatro (4) que, a nuestro entender, son los de mayor interés para las pequeñas y medianas empresas: negocio a negocio (B2B), negocio a consumidor (B2C), negocio a empleado (B2E) y consumidor a consumidor (C2C).


Negocio a negocio (B2B)


En el comercio electrónico conocido como negocio a negocio, business to business (B2B, por sus siglas en inglés), la transacción comercial se realiza únicamente entre empresas que operan a través de Internet. Es decir, en este tipo de comercio no intervienen los consumidores. Un ejemplo del comercio electrónico B2B lo es una tienda en línea dedicada a la venta al por mayor o a la distribución de materias primas que luego otras industrias van a utilizar.


Negocio a consumidor (B2C)


El tipo de comercio electrónico más conocido y ampliamente empleado en las tiendas en línea es el llamado negocio a consumidor, business to consumer (B2C, por sus siglas en inglés). Precisamente, este consiste en una tienda en línea y una persona interesada en adquirir el producto o servicio que el vendedor ofrece por medio de esta. En este tipo de comercio electrónico participan intermediarios en línea. Asimismo, incluye el uso de plataformas de comercio electrónico con sus respectivos métodos de pago. Ejemplo: Shopify.


Negocio a empleado (B2E)


La relación comercial negocio a empleado, business to employee (B2E, por sus siglas en inglés), se da entre una empresa y sus empleados. Este tipo de comercio electrónico está principalmente pensado para los llamados “clientes internos”. Es muy común encontrar el mismo en las grandes corporaciones que tienen diferentes líneas de negocio. Generalmente, el B2E lo podemos ver en secciones con control de acceso, exclusivas para los empleados de la empresa. Se encuentran adjuntas a las tiendas en línea comunes. A través de estas secciones, los empleados pueden hacer trámites internos que, una vez se registran en la red, llegan a las manos de las personas a cargo.


Consumidor a consumidor (C2C)


Curiosamente, el comercio electrónico denominado consumidor a consumidor, consumer to consumer (C2C, por sus siglas en inglés), es una evolución de las tradicionales ventas de garaje. Consiste en la adquisición de un producto por parte del consumidor final al consumidor primario, ya que por lo regular este último no lo necesita y el primero de ellos está interesado en comprarlo por un precio bastante accesible para darle un uso nuevo. De cualquier modo, la mayoría de estas plataformas en línea son vistas por el consumidor como una especie de clasificados en línea mediante los cuales se venden y adquieren productos de segunda mano.


¿Cuáles son las ventajas y desventajas del comercio electrónico?


Cuando hablamos de ventajas y desventajas, en cuanto al comercio electrónico se refiere, debemos considerar que estas son innumerables y pudieran cambiar conforme evoluciona la tecnología. No obstante, la realidad es que independientemente de esto el comercio electrónico llegó para quedarse. Así lo demuestra una tasa alta de aceptación de parte del consumidor.


Ventajas


  • Menor costo de establecimiento y mantenimiento del negocio (empresario).


  • Superar las limitaciones geográficas, lo cual hace posible el acceso a nuevos mercados (empresario), así como a múltiples y variadas opciones para realizar la compra de productos y servicios en cualquier parte del mundo (consumidor).


  • Hacer negocios 24/7 durante todo el año (empresario).