La psicología como medio para impulsar tu negocio

“Para impulsar un negocio hace falta conocer mucho más que de administración de empresas, finanzas o contabilidad”. Dra. Zulmarie Rivera para la Redacción del Centro de Asistencia Empresarial


Si llegaste a esta publicación relájate, nosotros invitamos la lectura: hablemos de la psicología como medio para impulsar tu negocio.


Déjanos comenzar con una breve historia


Lo hubieras visto en acción. Era un duro en los negocios, como pocos. Tenía una habilidad innata para dar sin problema con todo lo que oliera a dinero. ¿Algo que señalar en contra de su desempeño? Sí, y, como nosotros no vamos con rodeos, aquí te va lo que a nuestro entender era su mayor debilidad: siempre necesitó quién estuviera al frente de sus inventos. ¡¡¡Quééé!!! ¡¡¡Cómo!!!


Justo así como lo lees. A su fórmula de éxito en los negocios siempre le faltó la chispa de la psicología. La comprensión de la psique y conducta humana para conectar con la gente, ya sabes, empleados, suplidores, clientes y otros.


Es probable que en sus últimos días se haya preguntado si con la falta de quien fuera en su momento su mano derecha en los negocios, la cual supo compensar con cabeza menos fría al talón de Aquiles de su socio, hubiera logrado construir su mina de oro. En cuanto a lo que a nosotros respecta, nos inclinamos a pensar que de haberse hecho semejante pregunta la respuesta rotunda hubiera sido NO.


No sabemos si a ti, pero a nosotros esta historia se nos parece en algo a la de Steve Jobs y Steve Wozniak, y a la de tantos otros que intencionalmente o no buscan o dan con su complemento en los negocios


De la ciencia que te puede ayudar a impulsar tu negocio


Después de la breve historia que te acabamos de compartir, con toda la intención de introducirte al tema con algo de curiosidad, permítenos hablarte un poco de la ciencia centenaria que desde su origen carga con una ENORME ETIQUETA: la psicología.


Ciertamente, el desconocimiento ha llevado a muchos a afirmar que la psicología es para locos. ¿Pero sabes algo? La psicología es para “locos” hasta que esta se convierte en la solución adecuada a un problema real, ya sea personal, laboral, social o de otro tipo.


En su defensa, también diremos que la psicología es mucho más que un consultorio, un cliente, un terapeuta y un desván, o, en otras palabras, un cliché basado en el famoso psicoanálisis de nuestro amigo Freud con todo y complejo de Edipo, y, por no dejarlo a un lado, súmale también al menos resonante complejo de Electra.


Esta ciencia, que proviene del griego “psyche” (mente) y “logos” (estudio), se encarga de estudiar la conducta (observable y no observable) y los procesos mentales del ser humano con base en la observación científica, de manera que no se puede considerar una pseudociencia como la frenología, quiromancia, grafología, astrología y otras establecidas bajo sistemas de creencias y prácticas apoyadas en meras supersticiones. En un paréntesis, ¿te imaginas confiarle el futuro de tu negocio a las estrellas, a las palmas de tus manos o a la bola de cristal? ¡Naaah! Creemos que nos acabamos de ir en un viaje, mejor contáctanos y sigamos hablando de ciencia.


Mediante múltiples enfoques y ramas de estudio, la psicología nos acerca a la realidad humana desde la comprensión de su psique. Por ejemplo, ¿sabías que los procesos mentales están conformados por tres (3) componentes esenciales? ¡Qué no! Pues te tenemos una mala noticia: el desconocimiento te está haciendo dar pasos en falso en tu negocio.


Pero como te estábamos diciendo, los procesos mentales en un sujeto cualquiera están debidamente conformados por tres (3) componentes a saber: cognoscitivo, afectivo y conductual. ¿Qué tenemos que decirte acerca de cada uno de estos? Préstale atención al siguiente ejercicio situacional:


Situación: Una persona cree necesitar un auto nuevo.


1. COGNOSCITIVO (pensamiento)


P. ¿Cuál es el pensamiento que está pasando por su mente?

R. “Necesito un auto nuevo, y no tengo dinero”.


2. AFECTIVO (emoción)


P. ¿Cómo la hace sentir el hecho de necesitar un auto nuevo y no tener dinero?

R. “Me hace sentir preocupado, angustiado y hasta triste”.


3. CONDUCTUAL (conducta)


P. ¿Cuál es la conducta que está manifestando a consecuencia de sus emociones?

R. “Estoy buscando opciones para comprarme un auto usado en buenas condiciones, ya que no cuento con mucho dinero para gastar en uno nuevo”.


¿Analizaste el ejemplo vinculado con el modelo del proceso mental que te acabamos de presentar? ¿Verdad que se pudiera tratar de un cliente que creía necesitar una cosa y terminó optando por otra? ¿Y qué tal si se tratara de uno de los tuyos?


El no conocer como mínimo cómo opera en las